Las Propiedades del Café

El café ha sido una bebida que se ha llegado a considerar desde algunos frentes como una droga debido a su efecto adictivo. Además han existido falsos rumores sobre sus peligros para los niños, embarazadas, que provoca cáncer y así podríamos seguir con una larga lista de peligros que se han llegado a mencionar sobre el café.

 

Sin embargo, si investigamos las auténticas propiedades que nos ofrece el café, preparado en sus diferentes variedades, tanto estas populares cápsulas Dolce Gusto, Nespresso o con la cafetera tradicional, nos damos cuenta de lo interesante que resulta este preparado para nuestra salud, con una gran cantidad de beneficios de los que nos podemos aprovechar.

 

Es cierto que contiene cafeína, una sustancia que altera nuestro sistema nervioso, algo que puede producirnos un estado placentero, sin embargo el consumo excesivo podría ser peligroso. Hay personas que tienden a ser muy nerviosas a las que no se recomendaría un consumo frecuente de café, sin embargo, no hay nada como acudir al médico en caso de duda. Algunos optan por consumir café descafeinado para evitar los peligros de un exceso de cafeína, sin embargo, su elaboración, al perder esta sustancia tan importante, evita que esta bebida nos ofrezca tantos beneficios, perdiendo buena parte de sus propiedades que son recomendables para el cuidado de nuestra salud. A continuación alanizaremos algunas de ellas, siempre tomando como referencia el café normal, pues en el caso del descafeinado muchas de ellas podrían desaparecer o verse mermadas. Se trata de un resumen, si queréis más información podéis consultar aquí todas sus propiedades y aplicaciones. De momento os ofrecemos estas para ayudaros a comprender cómo puede ser beneficioso el café para muchos de nosotros:

 

propiedades del café para cuidar la salud

 

Mejora nuestra capacidad de concentración: Actúa directamente sobre nuestro sistema nervioso, mejorando nuestra capacidad mental y por tanto permitiendo que estemos más preparados para reacciones rápidas. Algo muy recomendable para los que viajan largas distancias por carretera, ideal para evitar accidentes por despistes o reacciones tardías.

 

Nos aporta energía: Puede llegar a darnos mayor resistencia y rapidez, de ahí que muchos opten por consumirlo antes de practicar deporte que requiera un gran esfuerzo físico, puede ayudarnos a activar nuestro sistema locomotor para ofrecer un mayor rendimiento.

 

Mejor estado de ánimo: La cafeína, al actuar sobre el sistema nervioso, nos permite disfrutar de un mayor estado placentero, algo que permite que estemos más animados y optimistas. De ahí que se suela consumir a primera hora del día, ayudándonos a enfrentarnos al resto del día con otra actitud más positiva.

 

Facilita la circulación de la sangre: Dilata los vasos sanguíneos, de ahí que pueda ser útil para prevenir la formación de coágulos que pueden llegar a ocasionarnos un infarto. Además, en muchos casos estas dificultades circulatorias conllevan dolor de cabeza por la tensión sanguínea, el café también puede ayudarnos a mejorar en estos casos y aliviar rápidamente este dolor tan molesto.

 

Mejor respiración: No sólo dilata los vasos sanguíneos, también los bronquios, ayudando a nuestros pulmones a cumplir con su función de un modo más eficaz. De este modo es posible utilizar el café como una ayuda para casos de alergia o cosnstipado, en los que resulta muy dificil respirar por la congestión nasal.

 

Mayor protección contra el Parkinson: Gracias a la estimulación del sistema nervioso, los que toman café tienen unas probabilidades menores de padecer esta enfermedad, tan sólo una taza al día puede ayudarnos a evitar el desarrollo del Parkinson en un futuro.

 

Beneficios para la diabetes: El consumo del café también reduce considerablemente el nivel de azúcar en sangre, así que es una bebida adecuada para aquellos que son diabéticos, pero también resulta útil para prevenir la aparición de esta enfermedad, pues nuestro nivel de azúcar se mantiene en un equilibrio más próximo al ideal.

 

Para casos de depresión: Gracias a actuar como importante estimulante, puede resultar útil para los pacientes depresivos. Un consumo más frecuente de esta bebida puede ayudar a mejorar el ánimo de los que padecen este proceso continuado de depresión.

 

La pregunta es, ¿cuánto café puedo consumir? Ya hemos visto cómo puede resultar beneficioso para nuestra salud. Sin embargo un consumo excesivo podría llegar a ser peligroso para nuestro organismo, obteniendo un resultado contraproducente. No existe una medida estandar para todas las personas, cada uno tiene un metabolismo diferente y puede asimilar mejor o peor el café y sus propiedades. Para algunos el límite podría llegar hasta a 6 tazas diarias. En otros casos, sin embargo, una única taza al día podría generar un nerviosismo peligroso para la salud o el desarrollo de actividades diarias. Por nuestras sensaciones tras ingerir café podemos deducir dónde está nuestro límite. Sin embargo, simpre podemos acudir a un médico para que nos realice las pruebas oportunos a fin de asegurarnos si podemos consumir café con total tranquilidad, a fin de aprovechar en mayor medida sus propiedades más interesantes.